Muchos debates de 2023 pusieron la mira en la inteligencia artificial (IA) y su uso ético en cada uno de los aspectos culturales. La imposibilidad de distinguir una imagen real de una generada por algoritmos o los agujeros legales que todavía deben corregirse en cuanto a derechos de autor sobre la propiedad intelectual, son algunos de los puntos que más generan rechazo al momento de implementar y abrazar estas tecnologías emergentes. Pero, al igual que en otros contextos, la IA no llegó para reemplazar al humano sino para potenciar su capacidad, también en los ámbitos más artísticos y creativos.

En este sexto episodio de FuturIA exploramos cómo la inteligencia artificial está desafiando la creatividad, empujando los límites de distintas disciplinas artísticas como la música y la publicidad. Profesionales y artistas nos cuentan en primera persona cómo aprovechan estas nuevas herramientas para crear experiencias únicas, personalizadas e innovadoras y así poder conectarse con su audiencia.